0
0
0
s2smodern

La Casa de la Cultura de Talarrubias ha estrenado un bucle de inducción magnética para adaptar el recinto a personas con dificultades auditivas, convirtiéndose en un espacio cultural "para todos" gracias a los recursos económicos aportados por Fundación CB, Fundación Caja de Extremadura y Caja Rural de Extremadura, en el marco de un convenio firmado con estas entidades por la Junta de Extremadura y Apamex.

 

El alcalde de Talarrubias, Antonio García Sánchez, ha presidido el acto de inauguración del bucle magnético instalado en la Casa de la Cultura de su localidad, y en el que ha estado acompañado de la directora general de Accesibilidad, María de los Ángeles López Amado, y de la directora del Centro de las Artes Escénicas y Audiovisuales de Extremadura (Cemart), Antonia Álvarez. Además, han participado concejales de la corporación municipal del Ayuntamiento de Talarrubias y la vicepresidenta de la Federación Extremeña de Discapacitados Auditivos (Fedapas), Fernanda Escobar.

 

"Todos necesitamos estas medidas que vienen a permitirnos disfrutar en igualdad de condiciones y tenemos la obligación de eliminar las barreras que nos impiden acceder a la cultura", han destacado en sus intervenciones. Además, han agradecido a Fundación CB, a la Fundación Caja de Extremadura y a la Caja Rural de Extremadura que destinen medios económicos para que en la región se avance en "un ámbito decisivo para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos". El campo de acción del bucle instalado abarca todo el patio de butacas, que tiene un aforo de 236 plazas.

Según Apamex, son varios los teatros y espacios culturales que cuentan con este sistema de sonido que permite a las personas con dificultades auditivas disfrutar plenamente de actividades y espectáculos. Una iniciativa que se recoge en un convenio establecido entre Fundación CB, Fundación Caja de Extremadura, Caja Rural de Extremadura, la Junta de Extremadura y Apamex, que cuenta con el respaldo de la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex) y la implicación "decisiva" de Fedapas, que se ocupa de asegurar la instalación y correcta adaptabilidad del espacio.

 

El bucle de inducción magnética es un sistema de sonido que transforma la señal de audio para que pueda ser captada por personas con audífono o implante coclear. Este sistema crea un campo magnético para que el sonido llegue al audífono del espectador de forma nítida y perfecta y su instalación posibilita el acceso a la actividad cultural a todos los ciudadanos.

 

Este sistema ya está instalado en otros espacios escénicos de la región, como el Teatro de Navalmoral de la Mata, el Teatro Alkázar de Plasencia, el Teatro municipal de Torrejoncillo, la Sala Trajano de Mérida, el teatro municipal de Fuente del Maestre, y el Centro Cultural de Miajadas.

Con cargo a este convenio, también cuentan con uno el Teatro López de Ayala en Badajoz, el Gran Teatro de Cáceres, la Casa de la Cultura de La Haba, el Centro Cultural de Montánchez, el Centro Cultural 'Santo Domingo' de Fundación CB en Mérida, la Casa de la Cultura de Fuenlabrada de los Montes, el Auditorio de Montehermoso, el Centro Cultural de Higuera la Real y el Centro Cultural de Valencia de Alcántara.

Presentan también bucles magnéticos, ha concluido Apamex, el auditorio Santa Ana de Plasencia de Fundación Caja de Extremadura, la Casa de la Cultura de La Garrovilla, el Auditorio Municipal de La Zarza, el Teatro Cine Avenida de Jaraíz de la Vera, y la Casa de la Cultura de Talarrubias.